Apartamentos de 10m2: ¿minimiza el espacio vital o maximiza los beneficios?

Staff on 18 diciembre, 2017

El lanzamiento de un edificio en el centro de São Paulo – Brasil fue la comidilla de la ciudad debido al sorprendente tamaño de sus apartamentos (solo 10 metros cuadrados). Esto levantó el debate sobre la tendencia del mercado para producir propiedades cada vez más pequeñas y la capacidad de estas propiedades para satisfacer las necesidades de sus residentes.

No hay duda de que este tipo de propiedades están relacionadas con las últimas tendencias de las composiciones familiares. Cada vez es más común que las residencias estén ocupadas por una sola persona o, como máximo, dos.

Por lo tanto, los edificios de apartamentos tan pequeños como el que acaba de lanzarse no están destinados a familias numerosas, sino a parejas sin hijos, a jóvenes emancipados, a personas divorciadas o incluso a personas mayores en una población cada vez más envejecida.

¿Cuál es el espacio mínimo necesario antes de comprometer la calidad de vida?

Esta es ciertamente una vieja discusión. Fue lanzada por primera vez por arquitectos modernistas y urbanistas a principios del siglo XX, ganando especial importancia en el período de entreguerras. En 1929, durante el segundo Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (ICMA), una de las principales reuniones del movimiento modernista que tuvo lugar en Frankfurt, el tema central fue precisamente este y los grandes arquitectos de la época, como Walter Gropius, Le Corbusier y otros, presentaron su tesis.

En ese momento, sin embargo, no era para debatir cuál debería ser el tamaño mínimo de la vivienda, sino cuáles eran las necesidades básicas de la vida.

Teniendo en cuenta el contexto de un gran déficit de vivienda debido a la guerra, para los arquitectos modernistas esta discusión de la vivienda mínima también se relacionó con la utopía de garantizar viviendas asequibles para todos. Argumentaron que sería posible producir viviendas en serie a un costo muy bajo, gracias a la industrialización de la construcción.

Pero estos productos inmobiliarios de 10 metros cuadrados, vendidos por casi 100 mil reales (aproximadamente 30.000€), están lejos de esa utopía modernista. Si bien el edificio cuenta con una serie de equipos de uso colectivo, como cocina, lavandería y área para recibir visitas, equipos para uso exclusivo de los residentes, sin duda no resulta una oferta tentadora.

Además, a un coste de casi 3.000€ por metro cuadrado, estos apartamentos en Vila Buarque – São Paulo no serán asequibles para la mayoría de la población. En este contexto, este lanzamiento parece estar mucho más relacionado con la posibilidad de, reduciendo drásticamente áreas útiles, proporcionar aumentos significativos en los márgenes de ganancia del desarrollador.

01 comments
  1. Ok, El tamaño de la vivienda , es mejor si esta adecuado a las necesidades de cada persona o familia.

Post a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies